Cádiz, sin misa de romeros por primera vez en cuarenta años (La Voz de Cádiz)

El Simpecado de la hermandad de Cádiz, a su salida
de San José en 2019 - 
A. Vázquez
Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

ANA MENDOZA. Este martes era el día en que los romeros de Cádiz iniciarían el camino hacia Almonte. La hermandad del Rocío de Cádiz capital celebraría temprano, en su sede de la parroquia de San José, la tradicional misa de romeros y después el Simpecado y los hermanos acudirían a Santo Domingo, a visitar a la Virgen del Rosario, Patrona de Cádiz y protectora, para posteriormente poner rumbo a la Aldea del Rocío.

Comenzaría de esta forma, con alegría, devoción y fe una tradición que en la capital cumple cuarenta años de una manera muy diferente a cómo habrían imaginado quienes viven esta peregrinación tan importante.


Este Rocío 2020 habría sido el estreno como hermana mayor de la hermandad de Cádiz de María del Mar Chouza Montero, que tomó posesión el pasado mes de julio tras ser ratificada su candidatura en el cabildo electoral celebrado entonces. En ese instante Chouza asumía el cargo con responsabilidad y con la mirada puesta en el día a día de la hermandad y en la siguiente romería.


Las circunstancias sanitarias de esta pandemia obligaron a suspender el Rocío de este año, la romería, algo que sin embargo, no ha restado ilusión a la máxima representante de la hermandad. «La verdad es que vivirlo lo vivimos dentro de lo que cabe lo mejor posible. Estamos un poquito tristes pero estamos haciendo muchas cosas para animarnos. De ahí los carteles especiales que hemos editado, un DVD para que lo vean los hermanos... Estamos ayudándonos entre nosotros y pasaremos estos días lo mejor que podamos. La Virgen ha querido que este año sea así y no queda otra que resignarnos».

Chouza recuerda sus sensaciones cuando ya se comunicó que no habría Rocío. «Nadie se lo podía imaginar en un principio, aunque ya con el anuncio de la suspensión de la Semana Santa y el avance de la pandemia en parte ya sabíamos que no tendríamos Rocío por la concentración de personas que supone que allí en la Aldea son miles y miles. De todas formas, cuando el presidente de la hermandad matriz de Almonte, Santiago Padilla, ya hace el comunicado, el palo es muy grande. En cierto modo como que no queríamos aceptar la realidad, incluso ya sabiendo que no haríamos la romería».
Novena

El pasado viernes comenzaba la novena en honor a la Virgen de la hermandad matriz de Almonte y justo este martes es cuando, entre otras, se dedica la jornada a la corporación de la capital. «Este 26 es cuando nos había citado la hermandad de Almonte. Pero hemos grabado un vídeo y la retransmisión de hace a través de las redes sociales de forma que todas las corporaciones nos vemos y nos animamos».


María del Mar Chouza, que relevó en el cargo a Manuel García Perales, lamenta que no ha tenido un buen estreno. «Me he lucido... como hermana mayor me duele muchísimo. El pellizco siempre se lleva ahí y el rociero siempre está esperando a que llegue el día. Es todo muy complicado. Mala suerte no veo, sino que la Virgen sabrá el por qué de toda esta situación».

Por primera vez en cuarenta años no habrá misa de romeros en San José ni repicarán las campanas ni se oirá el inconfundible sonido de la flauta y el tamboril. Tampoco se podrá ver la carreta del Simpecado por la capital ni habrá que estar pendiente de las condiciones meteorológicas que acompañen a los romeros. No hay peregrinación. En la iglesia de San José, el Simpecado de la hermandad gaditana se situará en el altar mayor. El sábado tendrá lugar la sabatina y el domingo, día de Pentecostés, de 21 a 22 horas se rezará el santo rosario.

Chouza, que vivirá forma diferente aunque intensamente esta semana, lanza un mensaje de ánimo a los hermanos y rocieros. «Este año tenemos que ser un poquito más pacientes. Este martes será duro y los días que nos quedan hasta llegar a Pentecostés pero tenemos que ser pacientes. Nos queda poquito, menos de un año, para ver a la Virgen y Ella nos está esperando. Volveremos a la romería, a los camnios, las convivencias y andadas así que mucho ánimo a todos mis hermanos, a los rocieros y que viva por siempre la Madre de Dios».

Share:

0 comentarios