Entrevista al Hno. Mayor de Siete Palabras:'La cuota y el control de salida es lo que mantiene vivas a las hermandades'

ENTREVISTA A MANUEL GARCÍA SÁNCHEZ HERMANO MAYOR DE LA HERMANDAD DE LAS SIETE PALABRAS

Mañana lunes 1 de junio comienza el plazo que da la hermandad de las Siete Palabras para devolver el hábito a los hermanos que iban a acompañar al Señor de la Sed y María Santísima de la Piedad el pasado Viernes Santo. Al devolver la túnica los hermanos tienen derecho a pedir el importe del control de salida que habían abonado, pero esta semana la hermandad solicitaba que, en la medida de lo posible, no pidieran la devolución y la dejaran como donativo para una hermandad, que como muchas otras, está atravesando por dificultades económicas.

Hoy hemos querido hablar con Manuel García Sánchez, su hermano mayor hasta el cabildo que se celebrará en octubre, y tras el que no podrá continuar dirigiendo la hermandad al alcanzar los ocho años que indican los estatutos. Manuel García y su equipo se han marcado como objetivo dejar una hermandad totalmente saneada y operativa para los que vengan detrás.

¿Cómo se presenta esta semana con la devolución del hábito?

Estábamos esperando que pasara el confinamiento para tomar una decisión. No hemos cubierto todos los gastos que tenemos y hemos hecho ese llamamiento a los hermanos. El control no solo sirve para un día concreto, sino que sirve para sufragar los gastos de la hermandad en toda la Semana Santa. Empezamos mañana lunes y esperamos que no sean muchos los que pidan la devolución del dinero. Muchos hermanos han contactado con nosotros, pero interesándose por devolver la túnica, no por pedir el dinero.

¿Cuál el la situación económica de la hermandad?
La situación es la que es, y todos tenemos que darnos cuenta de lo que hay. No solo es que se haya suspendido la salida de la Semana Santa, sino que tampoco podemos realizar ningún evento, así que a día de hoy las hermandades de Cádiz tienen que ser sostenidas por los hermanos. Confeccionábamos un itinerario de Semana Santa y los ingresos de itinerario tampoco los hemos recibido, porque al no haber salidas procesionales no tiene sentido hacer un itinerario.

No son solo las subvenciones, hay una serie de cosas que la hermandad hacía que no se han podido hacer este año. Así que la Junta de Gobierno se ha tenido que poner una cuota para cubrir gastos como los de la casa de hermandad, la ayuda a la parroquia y a los necesitados.

¿Habéis tenido problema con la Banda de Cornetas y Tambores Amor de Cristo de San Juan de Aznalfarache (Sevilla)?
Con nosotros la banda se ha portado de maravilla. Ellos estaban con mucha ilusión por tocar en Cádiz en Semana Santa, porque ya tocaron con nosotros en la Extraordinaria por el 75 aniversario, que por cierto nos gustó mucho, Nos hemos quedado sin escuchar a una gran banda en Cádiz. Tenemos acuerdo para el año que viene, pero esta Junta de Gobierno en principio termina su mandato en octubre. Todo dependerá de lo que decida la nueva Junta de Gobierno. Mi intención es dejarlo firmado y si sale otra Junta de Gobierno lo reafirme. Otra cosa es que si se retrasa el Cabildo, la hermandad ya tiene banda para el año que viene. Una banda de esa calidad era muy interesante para la Hermandad.

Usted no puede continuar de Hermano Mayor, pero el equipo de la Junta de Gobierno tiene intención de continuar?

La junta de Gobierno tiene intención de continuar. Yo puedo seguir con otro cargo o como vocal. Donde me diga la hermandad ahí estaré. Para mi la Hermandad la siento como ayudar a todo el que venga. El deseo de la Junta de Gobierno es de continuar.

El año pasado la hermandd organizaó una salida extraordinaria por el 75 aniversario. ¿La salida supuso un desembolso, o se cubrieron gastos?

Se cubrieron todos los gastos de la salida. Lo que hubo que pagar fue el estreno del tallado del frontal del paso, que era un deseo de la Junta de Gobierno que se estrenase en la Extraordinaria en lugar de en Semana Santa. Pero lo que es gasto de banda, cera y flores se cubrió todo. No hubo ningún tipo de problema. Donde ha venido el golpe gordo ha sido con la suspensión de la salida de Semana Santa.

¿Se le puede exigir más al Ayuntamiento?
La situación del Ayuntamiento también es difícil. Hasta el estado de alarma con la suvbención se cubrían los gastos pero el convenio se ha firmado esta semana.
Todas las cofradías tenemos nuestras bolsas de caridad, ayudamos a los necesitados y casi todo lo que da el Ayuntamiento acabamos volcándolo en los que más lo necesitan. La verdad es que siempre la situación del Ayuntamiento de Cádiz ha sido precaria, pero ahora encima con tanta gente pasándolo mal es difícil pedir más. ¿Le doy dinero a una hermandad o a una organización que está dando de comer? Repito que de los que nos da el Ayuntamiento a las cofradías la mitad va para Caridad, pero si no nos lo diese iría completo para caridad. Es una situación difícil. No me veo pidiendo dinero al Ayuntamiento para pagar el alquiler de la casa de hermandad cuando a 10 metros de la parroquia hay familias que están pasando hambre. Tendré que sentarme a hablar con el dueño del local a ver cómo lo negociamos. Los negocios y empresas han recibido ayuda del Gobierno, pero las hermandades no, y el dueño del local de la casa de Hermandad quiere cobrar cada mes y eso es entendible.


Queremos destacar que hemos pedido a los hermanos que hagan el ingreso en el número de cuenta porque el cobrador que va por las casas tampoco está cobrando porque con el confinamiento no es aconsejable que vaya pasando de una casa a otra. Por eso hemos hecho este llamamiento para que se paguen las cuotas pendientes por transferencia. El que quiera y pueda  colaborar que lo haga a través de una cuenta bancaria.

¿Ve posible hacer algún tipo de magna o extraordinaria antes de la próxima Semana Santa?
Nuestro paso está todavía en la Merced, porque todavía no hemos podido sacarlo. Con eso lo digo todo. ¿Quién se hace responsable de meter a tantas personas debajo del paso para sacarlo de allí? Un cortejo es distinto, los puedes separar, y que guarden la distancia de seguridad, pero con los pasos tenemos un problema. Es muy fácil decir  vamos a hacerlo, pero no es así.

Si veo posible hacer un rosario o un viacrucis que por desgracia va poca gente, pero una salida extraordinaria o de gloria ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿Quién se hace responsable de que debajo del paso se contagien? Lo veo difícil la verdad.

¿Qué le dirá a los hermanos en esta semana?
Me gustaría que los hermanos se den cuenta de que el verdadero sostén de la hermandad son los propios hermanos y que su aportación tanto a través de la cuota como la del control de salida es la que mantiene viva a la hermandad. El resto se lo tiene que trabajar la Junta de Gobierno. Este año la aportación de los hermanos es vital para la cofradía.




Share:

0 comentarios