Jurado: «La situación será caótica» (La Voz de Cádiz)


Lee la noticia en La Voz de Cádiz aquí

ANA MENDOZA. l Consejo Local de hermandades de Cádiz anunciaba por carta este pasado lunes a los abonados de los palcos que realizará la devolución del importe de dichos abonos que no se pudieron disfrutar por la suspensión de las salidas procesionales por la crisis sanitaria por coronavirus. Hasta mediados de marzo se había vendido el 95% de los palcos y en lo que se refiere a las sillas quedaban pendientes las que se ubican a partir de la calle Santiago y hasta el final de la Carrera Oficial en Novena.

Desde que se anunció la cancelación de las procesiones los abonados de palcos y sillas permanecían a la espera de la postura que adoptara el organismo de la calle Cobos que prácticamente desde el inicio contaba con realizar el reembolso a todos tal y como explica el máximo responsable de este organismo, Juan Carlos Jurado. «Se había dicho desde siempre que se iba a devolver el dinero pero no se había hecho de forma oficial como ahora a los abonados. Pero ante las preguntas y dudas que han surgido pues creíamos que lo mejor era emitir esa carta en la que se manifiesta que una vez acabe esto, se devolverá. Porque creemos que ese dinero tiene que revertir en las personas que ayudan a las hermandades y también porque es antimoral que no se devuelva».


Los trámites de los reembolsos se empezarán a partir del 27 de mayo y no antes puesto que hay que solicitar la devolución personalmente y para ello hay que adecuar la sede del Consejo con las pertinentes medidas de seguridad para recibir a los abonados. Juan Carlos Jurado explica que «no se hace por transferencia porque podemos infringir en la Ley Protección de Datos. No tenemos correo electrónico para poder hacerlo y por eso tenemos que entregar el dinero en la sede. La realidad es que a día de hoy no tenemos una base de datos y en el caso de los abonos de las sillas es aún más complicado puesto que una misma persona puede tener varias».


En cuanto a por qué marca la Permanente la fecha del 27 de mayo, Jurado insiste en que «ese día estaríamos ya en la segunda fase de desescalada y hay más posibilidades de deambular. Además hay que mantener unas medidas de seguridad en el local. De hecho, estamos en ello con la adquisición de unas mamparas y de gel hidroalcohólico».

Transcurridos ya dos meses desde que se decretó el estado de alarma, el responsable de las cofradías gaditanas considera que era el momento de anunciar el reembolso que parte del consenso con todos los hermanos mayores. «No veo que se haya tomado una decisión precipitada. Es verdad que no se ha celebrado ese pleno que esperábamos por las circunstancias pero se ha hablado con todos. No ha sido una medida tomada a la ligera. Además el primer Consejo en comunicarlo fue el de San Fernando. También lo ha hecho el de Córdoba y lo mismo se ha adoptado en Málaga... estamos en la línea de los demás y lo que hemos tenido en cuenta es que los abonados no pueden pagar las consecuencias de esta situación a pesar de que sabemos las difíciles circunstancias económicas en las que están las hermandades y que son tiempos muy complicados en los que tenemos que cumplir con las obras de caridad y la ayuda a la sociedad gaditana tal y como lo estamos haciendo desde que se inició esta crisis».

Precisamente por esta labor que realizan las corporaciones, en esa carta que se ha enviado a los abonados, la Permanente propone que quienes lo deseen pueden donar parte de esa cantidad a la iniciativa Corona Virus con la que se pretenden paliar parte de las necesidades de las familias gaditanas afectadas económicamente por esta pandemia. En este sentido Jurado aclara que «obligatoriedad no existe ninguna. No puedo obligar a nadie. Hago una recomendación por si quieren colaborar para seguir atendiendo a las personas a través de las distintas instituciones con esa campaña que hemos creado. Pedimos una colaboración. El que quiera pues bien y el que no, no pasa nada. No podemos exigir».

Las hermandades

Sin ingresos por la venta de sillas y palcos y con una subvención municipal parcial, la situación económica de las corporaciones es bastante delicada. A todo esto hay que añadir el pago del IVA del que Jurado dice que «estaremos obligados a pagarlo pero en función de las devoluciones. Nosotros de todas formas creemos que estamos exentos porque la propia ley del IVA así lo recoge y porque existen precedentes de resoluciones anteriores. El Consejo de Cádiz quedó en su día en que no se gravaría ese IVA a los abonados sino que lo soportarían las hermandades».

Por todo esto muchas cofradías hacen números y no saben cómo harán frente a los gastos. Juan Carlos Jurado es consciente de esas dificultades. «Esto va a dejar mal a las hermandades que se quedan sin sillas y sin otras aportaciones. Solo tendrán la subvención municipal, de la parte que corresponda este año, que no es el 100%, y que es para los gastos contraídos hasta el 14 de marzo».

En este contexto el presidente del Consejo sostiene que es necesario un cambio. «La situación será caótica y en el plano económico las hermandades se van a tener que reinventar para además seguir atendiendo a la cantidad de llamadas de todas las instituciones y entidades que piden colaboración para atender cada vez a más personas que lo necesitan. Todas las cofradías están ayudando y contribuyendo y eso es importante que se sepa, que el dinero de las hermandades no es solo para los desfiles procesionales sino para esa labor caritativa que marca nuestro sentimiento cristiano».

Para esa reconversión de las corporaciones, Jurado sugiere distintas alternativas. «Habrá que pensar en cuotas de hermanos extraordinarias u otras acciones. Se tendrá que ver y estudiar bien de qué forma se pueden autofinanciar. Lo que está claro es que en estos momentos tampoco se puede dejar a las hermandades en la estacada porque cuando la sociedad las necesita, ahí estamos. A primeros de junio veremos en qué situación económica se encuentran realmente y entonces tendremos que adoptar soluciones».
Subvención municipal

El presidente del Consejo de Cádiz sigue en conversaciones sobre la subvención municipal con la concejala de Cultura, Lola Cazalilla. El Ayuntamiento abonará este año una parte de esa cantidad a las cofradías para que puedan hacer frente a algunos de los gastos. «Existe un compromiso del Ayuntamiento y confío en que se siga manteniendo. Nunca he dudado de esa colaboración ni en el pasado ni en el presente ni en el futuro y como siempre, apelo a la responsabilidad», concluye Jurado.

Share:

0 comentarios