Recuerdos: Viacrucis 2009 con el Señor de la Sentencia con amenaza de lluvia




 Vamos a recordar hoy el Viacrucis del Consejo de la Cuaresma de 2009 con un reportaje de fotos y un vídeo de nuestro amigo David Ibáñez.

El Señor de la Sentencia fue la imagen elegida ese año por el Consejo para el Viacrucis, y la amenaza de lluvia estuvo a punto de evitar su salida. La imagen del Señor envuelto en un capote quedará en la imagen de muchos cofrades gaditanos.
David Ibáñez

Os dejamos aquí la crónica de la Voz de Cádiz de ese día:

Pero ayer no quiso esperar más y desafió al mal tiempo. Nuestro Padre Jesús de la Sentencia presidió anoche el vía crucis organizado por el Consejo de Hermandades y Cofradías de Cádiz. El rezo de la vía dolorosa que abre de manera oficial la Cuaresma en la capital.

Desde primeras horas de la mañana la incertidumbre inundó la iglesia del barrio de Santa María.


David Ibáñez
El hermano mayor de la cofradía de Sentencia, Miguel Ángel Peñalver, mantuvo la esperanza: «Esperaremos hasta las siete. Entonces, decidiremos si salimos o no». Y aunque todo parecía presagiar que el vía crucis sería rezado en la parroquia de la Merced, la junta de gobierno -con, al menos, cuatro votos en contra- decidió trasladar la imagen de su titular a la Catedral.

A las siete de la tarde el templo era un hervidero de fieles que quería ver de cerca la imagen del Señor. Vestido con una túnica en terciopelo rojo, realizada para la ocasión por el bordador David Calleja siguiendo el diseño de la primitiva, el Señor presidía el altar mayor sobre una parihuela, también realizada para este vía crucis, con respiraderos de tela pintada, simulando los respiraderos de un paso. El exorno floral estaba compuesto de allium, proteas, brassicas, rosas rojas, iris morados, rusus y aspilistras. 

Tras la eucaristía, presidida por el mercedario Isaac Vaquero, la junta de gobierno decidió sacar un capote realizado durante este fin de semana por varias hermanas de la cofradía (la tela impermeable fue adquirida el pasado jueves en Jerez).

David Ibáñez
A las 20.05 horas, el hermano mayor, en el altar principal, comunicó a los hermanos, representantes de la cofradías de penitencia y de gloria, del Consejo de Hermandades y Cofradías y el Ayuntamiento (los concejales Antonio Castillo, Jesús Tey, José Macías y Juan Antonio Guerrero), que la salida de la imagen iba a demorarse.

Cinco minutos más tarde se comenzó a llamar a las cofradías para que fuesen formando el cortejo, mientras que al Señor le eran retiradas las potencias.

A las 20.20 horas la imagen portada por veinte hermanos, tres de ellos mujeres, salía a la plaza de la Merced hacia el primer templo de la ciudad.

David Ibáñez
En apenas veinte minutos el cortejo, que se protegía de la lluvia con paraguas, llegó a la Catedral, después de adentrarse por el barrio de Santa María por la calle Suárez de Salazar y Sor Esperanza González, pasar por debajo del arco de los Blancos, recorrer el barrio de El Pópulo y llegar a la plaza de la Catedral por el arco de la Rosa. Un trayecto que se hizo difícil por la intensa lluvia que caía sobre la ciudad en ese momento.

Estaciones

A las 20.45 horas se inició el rezo del vía crucis, quince minutos después de lo previsto. Esto provocó que muchos de los que participan en este acto, como el director espiritual del Consejo, el padre Aquiles López, llegase tarde al acto.

David Ibáñez
El obispo de Cádiz, monseñor Ceballos Atienza, se dispuso detrás de la imagen del Señor, a la que ya le había despojado del capote para refugiarle de la lluvia. Delante, los representantes de las cofradías que, para agilizar el paso durante el traslado, no portaron finalmente cirio de color tiniebla.

La imagen del Señor rodeó la Seo acompañado de numerosos fieles. Aunque la lluvia restó la multitud que se concentra cada año en la Catedral. De fondo, la música de capilla interpretada por la banda de música Pedro Álvarez Hidalgo, de Puerto Real, y el coro del Pilar.

En cada uno de los lugares donde se rezaba una estación, se producía un relevo de cargadores, siendo portado en cada momento por determinados miembros de las cofradías y hermandades de la ciudad.
David Ibáñez

En esta ocasión, el Consejo había elegido como lectores del vía crucis al deán de la Catedral y párroco de San Antonio, Enrique Arroyo; Raquel Patrón, en calidad de representante de la juventud cofrade; el director espiritual del Consejo, Aquiles López; José Manuel Romo en representación de los medios de comunicación; Enrique Láinez, hermano de Sentencia; la pregonera de 2009, Francisca Durán; el arcipreste de Intramuros y párroco de La Palma, Rafael Fernández; el director del Secretariado Diocesano de Hermandades, Alfonso Caravaca; el hermano mayor de Siete Palabras, Juan Carlos Romero; el hermano mayor de La Merced Antonio José Aranda; el director espiritual de Sentencia, Isaac Vaquero; el presidente del Consejo, Martín José García; y el hermano mayor de Sentencia, Miguel Ángel Peñalver. La última estación, como es habitual, fue rezada por el obispo. El prelado destacó que los hermanos habían sido «muy valientes a pesar de las inclemencias meteorología».

David Ibáñez
Por su parte, el hermano mayor, Enrique Láinez, el padre Aquiles López y el presidente del Consejo, Martín José García, sólo se retiraron del cortejo cuando tuvieron que dar lecturas a los pasajes de la vía dolorosa, incorporándose nuevamente a la final.

A las 22 horas finalizó el acto que abre oficialmente la Cuaresma en Cádiz. Antes de salir, y para evitar la lluvia, todas las cofradías que acompañaban a la imagen de Jesús de la Sentencia se concentraron en la puerta de Arquitecto Acero (por donde entró y salió la imagen).

Una vez en la calle, y al comprobar que la lluvia no estaba presente, el cortejo regresó a la Merced por la plaza de San Juan de Dios con el paso más calmado. Jesús de la Sentencia se adentró en el barrio de Santa María por la calle Sopranis y llegó a su templo por Sor Esperanza González.




Puedes leer la crónica en La Voz aquí

Share:

0 comentarios