Hno Mayor de Las Aguas: 'El mundo no se acaba en 2021. Las hermandades volverán a salir esplendorosas y sin miedo'

Alberto Correas
Alberto Correas vive sus últimos días como Hermano Mayor de la Hermandad de las Aguas, ya que tras el próximo cabildo de elecciones previsto para el cuatro de septiembre, una nueva Junta de Gobierno sin él a la cabeza tomará las riendas de la Hermandad. Él no se presentará a la reelección, a pesar de que podría seguir cuatro años más según la normativa, pero su estado de salud le pide descansar al menos cuatro año: "no descarto volver dentro de cuatro años, pero ahora mi prioridad es la salud".

A día de hoy solo hay una candidatura para dirigir la cofradía, y muchas caras conocidas, ya que a excepción de Alberto Correas, el resto de la actual Junta de Gbierno compone la candidatura, "incluso mi esposa" aclara Correas, por lo que la línea de trabajo se espera que sea continuista.

El actual secretario Jose Maria Oca, será el candidato a Hermano Mayor. Alberto Correas no se desvinculará en absoluto de Las Aguas: "yo seguiré como hermano, apoyando a lo que pueda."

Le pedimos a Alberto que eche la vista atrás y califique el mandato de la Junta de Gobierno saliente. Él es claro como el agua: "más sofocones que alegrías. Muchos marrones por todos lados".  Y enumera la lista de dificultades con las que él y su Junta de Gobierno se han encontrado en estos cuatro años: el cambio del capataz del paso de Misterio, la carcoma en el paso de San Juan, dos años consecutivos sin poder salir...". Son vicisitudes que cansan a cualquiera, aunque Alberto Correa insiste una vez más en que lo que le ha hecho no repetir es su estado de salud, porque ganas no le faltan.

La destitución de Gerardo Navarro como capataz del paso de misterio en julio de 2017 no fue fácil. "Quitar a una persona que lleva 25 años de capataz no es una decisión fácil, pero queríamos darle un aire nuevo a nuestra salida. Por eso optamos por los hermanos Martín. Por desgracia solo hemos podido disfrutarlos el Miércoles Santo de 2018".

Cristo de Las Aguas
Correas considera que la decisión fue acertada: "hacía tiempo que la hermandad no desfilaba como ese año. Veíamos que la hermandad llevaba tres pasos y eran tres pasos distintos. Parecían tres hermandades diferentes. Con los hermanos Martín se unificó el estilo. En 2018 se vio una sola hermandad". El actual hermano mayor señala que incluso "al día siguiente mucha gente nos felicitó tanto en persona como por redes sociales".

La carcoma que afectó al paso de San Juan y que impidió poder desfilar durante varios años fue otro inconveniente al que tuvo que enfrentarse la actual Junta de Gobierno.

Sin embargo el asunto que más trabajo ha dado a la Junta de Gobierno de La Luz y el Agua en estos años ha sido su presencia en el Colegio San Felipe Neri de extramuros.

Alberto Correas se muestra cauto con este tema, porque la situación es delicada y no quiere molestar a nadie: "San Felipe es un colegio, no una parroquia y nos lo recuerdan constantemente". Para Correas el sitio de La Luz y el Agua está en alguna parroquia del centro de Cádiz, "pero eso por ahora es inviable". Señala que "tenemos muy buenas relaciones con Santa Cruz, pero allí hay ya cuatro hermandades". Correas explica que el Domingo de Resurrección tienen que salir de allí a toda prisa "llueve o truene" porque no hay sitio material para tantas hermandades. El mismo traslado -continua Alberto Correas- es un quebradero de cabeza cada año".

La posibilidad de volver al Oratorio de San Felipe está descartada: "pertenece al Obispado y no está por la labor de que volvamos allí, porque no encajamos en el modelo que tienen plantado para ese templo".
Detalle del paso de Misterio

En cuanto a la Semana Santa de 2021, la hermandad tiene previsto salir con el nuevo paso de San Juan y los seis candelabros del paso de misterio. "Este año íbamos a estrenar los cuatro ya terminados, pero habrá que esperar a 2021 para ver los seis... si se sale". Y entramos aquí en el punto en el que más tajante se muestra Correas.

"Yo dudo que se salga para 2021. Sería una locura por nuestra parte. Los cofrade deben ser los primeros responsables. Lo que lo tenemos entre manos no es ninguna tontería".

Le preguntamos si valoran salir en parihuela al menos los titulares de la hermandad. Alberto Correas vuelve a ser tajante: "Todo lo que sea salir a la calle es una locura". Añade que "ya me parece una locura pedir permiso en estos meses para rosarios y extraordinaria, cuanto más si hablamos de Semana Santa".

Para el actual hermano mayor de Las Aguas hay que pensar con sensatez: "No pasa nada, el mundo no acaba en el 2021. Las hermandades volverán a salir, esplendorosas y sin miedo cuando toque".

Le preguntamos ahora por la situación económica de las hermandades ante la no salida de este año: "Nosotros no estamos mal. Ahorramos mucho y miramos mucho los gastos. Hemos podido asumir sin problemas dos años sin salir. Un año más ya cambiaría mucho las cosas".

La hermandad por el Campo del Sur
Correas indica que "la tesorería se lleva a rajatabla". Las restauraciones se han realizado con aportaciones de los hermanos para no tocar un euro de la hermandad. Sorprende en este capítulo la forma de actuar de los hermanos con respecto al control de salida de 2020. Mientras en la mayoría de las hermandades la mayor parte de los hermanos han donado el importe del control de salida a la hermandad, "sólo el 12 o 13% de los hermanos de Las Aguas lo han hecho. El resto han solicitado la devolución y se les ha devuelto ya", indica Alberto Correas.

A pesar de todos estos sinsabores Alberto reconoce que el día que la nueva Junta de Gobierno tome posesión de su cargo y él deje de ser hermano mayor (a mediados de septiembre) lo pasará mal: "ese día lo voy a vivir con pena, pero también con alivio, Porque esto ha sido por un tema de salud, yo habría seguido."

Correas quiere agradecer la implicación de su equipo en estos cuatro años: "siempre me he sentido muy arropado". Y como mensaje o petición para el próximo hermano mayor dice lo siguiente: "Que mantenga la hermandad, en el doble significado de la expresión". 

Alberto Correas recuerda que "cuando yo entré la hermandad estaba bastante dividida y he hecho que vuelvan hermanos y se impliquen. Me gustaría que ningún hermano se sintiera incómodo al ir a la iglesia a ver a los titulares o al ir a la casa de hermandad. Esto es de todos, yo soy uno más. Me gustaría que los hermanos sintieran que todo es de todos. Yo he contado siempre con todo los hermanos. Cuando ha habido que decidir algo he celebrado un cabildo y todo el que ha querido ha votado. Me gustaría que la hermandad siguiera en ese camino".

Share:

0 comentarios