David García Rivas, Hno. Mayor de Humildad y Paciencia: 'tenemos en mente proyectos muy ilusionantes'

David García Rivas
David García Rivas reconoce que está ilusionado con seguir estando al frente de la Hermandad de la Humildad y Paciencia como hermano mayor. El próximo 25 de septiembre se celebra el Cabildo de elecciones y a día de hoy la cofradía está inmersa en todos los trámites que conlleva este procedimiento.

Hasta el 21 de agosto no se sabrá si algún grupo de hermanos se decidirán a presentar una alternativa al programa de la Junta de Gobierno liderada por García Rivas. El actual hermano mayor formó parte por primera vez en la Junta de Gobierno de la Hermandad en 1999, y desde 2004 es miembro de forma continuada, ya sea de vocal u otros cargos, hasta que en 2016 asumió su nombramiento de hermano mayor.

Las credenciales de este gaditano son el buen funcionamiento y el crecimiento de la hermandad: "el número máximo de miembros de la Junta de Gobierno son 12, peo podríamos llegar a hasta a veinte, ya que hay mucha gente involucrada en los proyectos con los que estamos". David García se enorgullece de haber aglutinado a un buen número de hermanos en el día a día de la cofradía, "sobre todo gente joven".

También destaca de la gestión realizada por él y su equipo el apartado de las restauraciones: "en estos cuatro últimos años hemos podido acometer varios proyectos de restauración que teníamos pendientes gracias a los hermanos. Nuestro patrimonio es muy antiguo, por eso las restauraciones son indispensables", indica García Rivas que señala "que un legado tan antiguo es costoso de mantener".

Cristo de la Humildad y Paciencia. FOTO EL CIRINEO

También destaca el apartado de caridad: "durante estos cuatro años hemos realizado entregas a Madre Coraje, y hemos llevado a cabo diversas campañas de alimentos y juguetes. Durante las últimas semanas con la pandemia hemos hecho varias donaciones al hogar Luisa de Marillac".

Un tercer punto en el que David García Rivas saca pecho es en el número de hermanos. Humildad y Paciencia cuenta a día de hoy con más de 730 hermanos, de los que unos 400 hubieran participado en el cortejo de haber salido este año.

En cuanto a futuros proyectos prefiere ser precavido y esperar a la fecha en el que los estatutos indican que cada candidatura debe hacerlo. "No sé si habrá otra lista alternativa, y por respeto no voy a hablar de proyectos por el momento. Si diré que tenemos en mente proyectos muy ilusionantes".

En el caso de que se presente otra lista y sea la elegida por los hermanos, el actual hermano mayor señala que "no dudará en ponerse a su disposición para seguir trabajando por la hermandad, que es lo importante".
Virgen de la Amargura. FOTO EL CIRINEO 

En cuanto a la situación actual de la hermandad de Humildad y Paciencia, David García Rivas señala que si bien "no sé como es la situación económica de otras hermandades, puedo decir que la nuestra no es preocupante. Somos una hermandad ahorradora y los hermanos colaboran sin pedírselo. Alrededor del 80% de los hermanos renunciaron a recuperar el donativo de salida en favor de la hermandad".

Aunque también reconoce que este año ha supuesto un importante varapalo económico "ya habíamos contraído gastos como el de las flores que hemos tenido que asumir". Por contra con las dos bandas no ha habido problemas. Según el hermano mayor de Humildad y Paciencia, tanto la Banda de Cornetas y Tambores de Nuestra Señora del Rosario de Arriate (Málaga) que acompaña al Cristo, como la Banda de Música Nuestro Padre Jesús Nazareno de Rota que acompaña a la Virgen de la Amargura "no solo no han puesto problemas, sino que han aportado varias soluciones". Así la cofradía ha podido incluso atender obras de caridad en los meses de pandemia,

García Rivas reconoce que el no poder procesionar el pasado Domingo de Ramos ha sido un trago amargo. Recuerda que "la ultima vez que no salimos por lluvia hace más de 15 años".

Paso del Cristo en la Semana Santa de 2011. FOTO EL CIRINEO https://www.youtube.com/user/ramoncadiz2008

Con respecto a la próxima Semana Santa, reconoce que como sanitario "no ve muy claro que se pueda salir con normalidad" y augura unos meses llenos de dudas e incertidumbres. Señala que las directrices vendrán del gobierno autonómico y "habrá que hacer lo que nos digan". Espera "que al menos la gente pueda salir a la calle, y así por lo menos podremos hacer actos dentro de la iglesia para los hermanos". Desde Humildad y Paciencia no barajan otras posibilidades como cortejos más cortos o los titulares en paraihuela. "En enero tenemos un cabildo de cuentas. Entonces la situación será más clara y ya decidiremos, aunque repito que las hermandades tienen poco margen de decisión. Haremos lo que digan las autoridades",

Para despedirse David García Rivas hace un llamamiento a los hermanos de la Humildad y Paciencia para que participen en el Cabildo de elecciones y en los cultos que la hermandad tiene previstos para septiembre, incluido un rosario de la aurora para el primer domingo.  

Share:

0 comentarios