La Tribuna cofrade: La música vuelve a sonar (Diario de Cádiz)

Lee la noticia en Diario de Cádiz aquí

  • La patronal de hostelería ya da por perdida la Semana Santa de 2021
  • El traslado a Madrid del Cristo de Columna de San Juan de Dios reafirma el alto valor patrimonial de la ciudad

Ensayo de la agrupación musical de la Salud en el patio del colegio Campo del Sur.Ensayo de la agrupación musical de la Salud en el patio del colegio Campo del Sur.

Ensayo de la agrupación musical de la Salud en el patio del colegio Campo del Sur.

PABLO DURIO. Las marchas procesionales fueron repentinamente silenciadas en marzo. La epidemia que apagó altares de culto, dejó las parihuelas en sus almacenes, las túnicas colgadas en los armarios y las imágenes en sus altares también acabó con el redoble de tambor y el estruendo cornetero que pone firme al espiritual cuerpo de las devociones y los sentimientos. El coronavirus se ha cebado especialmente con las formaciones musicales, parte indivisible de las cofradías y de la Semana Santa –por mucho que algún lumbreras plantee una Semana Santa sin música como castigo a las bandas–, que después de seis meses en silencio empiezan a retomar como pueden los ensayos.

Esta semana, por ejemplo, volvió la música procesional al Campo del Sur de la mano de la agrupación de la Salud, que ha retomado los ensayos con todo tipo de medidas de seguridad y distancia entre sus músicos y que sueña con poder estrenarse oficialmente y mostrar los uniformes que desde marzo esperan recorrer las calles. Estamos de enhorabuena, la música cofradiera vuelve a sonar.


Semana Santa
Cortejo de la Borriquita, el Domingo de Ramos de 2019 / MARCOS PIÑERO

Horeca, la patronal de los hosteleros de la provincia, ha hablado claro: da por descartada la Semana Santa de 2021, lo que para este sector es un revés demasiado fuerte por lo que supone la Semana Santa en su actividad. Lo afirmó hace unos días en Jerez el presidente, Antonio de María, que parece haber dado una bofetada de realismo entre tantas elucubraciones optimistas sobre la posibilidad de que haya cofradías en la calle en marzo de 2021.

Escenarios
Un hombre contempla el altar mayor de San Agustín, presidido por el Cristo de la Humildad y Paciencia / LOURDES DE VICENTE

El atajo planteado de que las imágenes puedan salir en Semana Santa en pequeñas parihuelas en lugar de en sus pasos procesionales no parece tener mucho recorrido, porque el problema principal sigue siendo el público de la calle, cuyo aforo, límites y distanciamiento es imposible controlar. Así que todo apunta a que las cofradías tendrán que echar mano de la imaginación para celebrar una Semana Santa que asoma con las iglesias abiertas, la gente en la calle, y las cofradías sin salir.

Vera–Cruz
Réplica del rostro de la Virgen de la Soledad de Vera-Cruz, realizada en yeso.


Ha vuelto a publicar en estos días José Miguel Sánchez Peña un nuevo artículo en relación al 75 aniversario de la Dolorosa, que se puede leer en la web de la cofradía. Destacan dos cosas: en primer lugar, que después de contratar a Sebastián Santos la hermandad contactó con Castillo Lastrucci, presumiblemente para hacer las imágenes del Calvario que terminaría tallando Láinez o para el misterio del Huerto que nunca se haría. De haber llegado a buen puerto aquellas conversaciones, Cádiz tendría hoy imágenes de Castillo Lastrucci. Y en segundo lugar, es muy curioso también que la hermandad conserve una copia del rostro de la Virgen en yeso que el propio Sánchez Peña realizó durante su última revisión.

San Juan de Dios
El Cristo de la Columna de la hermandad de la Santa Caridad.

El alto valor patrimonial que atesora Cádiz está fuera de toda duda. La calidad de la imaginería procesional es una de nuestras principales bazas, con tallas y firmas que ya quisieran en otros muchos lugares. La última demostración es el traslado del Cristo de la Columna de San Juan de Dios a Madrid, para una exposición sobre el arte mexicano (de donde procede la imponente columna de plata). La talla, sin duda, forma parte del amplio elenco de imágenes que engrandecerían la Semana Santa si procesionaran.

El Padre Robledo
Daniel Robledo, en la misa que ofició el pasado jueves en los cultos de la Esclavitud del Santísimo.

Hace una semana que fue ordenado sacerdote, y no ha parado desde ese día. En su apretada agenda, el Padre Robledo ha querido reservar un hueco para la Esclavitud del Santísimo, de la que es hermano y ocupó el cargo de fiscal antes de ingresar en el Seminario. Una gran alegría.

EL DETALLE. El croqueteo previo al pregón del Rosario
Foto de familia de los invitados a la recepción ofrecida por Juan Mera con motivo del pregón de la Patrona 2020.


Hace unos años, cuando fue designado pregonero de la Semana Santa de Cádiz, Juan Mera hizo una aportación que hasta la fecha –con más o menos grandeza en el condumio– han repetido todos sus sucesores: ofrecer una copa a autoridades y cofrades para celebrar su designación. Un gesto que pretendía elevar un peldaño la categoría del hecho de pregonar la Semana Santa.

Ahora, con motivo de su designación como pregonero de la Virgen del Rosario, Mera lo ha vuelto a hacer. No en su domicilio, por aquello de las limitaciones del Covid, sino en el convento franciscano gentilmente cedido por la comunidad. Allí ofreció Mera el viernes una copa a amigos, gente de cofradías y autoridades de la ciudad (en concreto, los líderes de los grupos de PP y Ciudadanos, los únicos que aceptaron la invitación) para dar el realce que se merece un acto como el del pregón de la Patrona de la ciudad.

Share:

0 comentarios