Nuevas donaciones, restauraciones y aportaciones al Patrimonio de la Archicofradía del Pilar



Saya tisú de plata de María Santísima de la Caridad
 

La imagen de María Santísima de la Caridad, expuesta en estos días a la veneración de los fieles y devotos en el Altar Mayor de la Parroquia de San Lorenzo, estrena para la ocasión la restauración de la saya blanca , mediante el pasado y enriquecimiento de los bordados ya existentes, bajo nuevo diseño de Juan Carlos Romero Pérez. Los trabajos de restauración han sido realizados y donados por el hermano José Ignacio Burgal Jiménez-Mena, camarista de Nuestra Señora. Y todo el coste de materiales, hilo, lentejuelas, piedras y demás elementos que conforman la saya, ha sido donación de varios hermanos de la Archicofradía.





Bambalina del dosel de cultos 

Nueva bambalina sobre terciopelo rojo compuesta por bordados pertenecientes a insignias que no procesionaban el Domingo de Ramos. Los trabajos han sido realizados por José Ignacio Burgal Jiménez-Mena bajo diseño del vestidor Juan Carlos Romero Pérez que ha realizado nueva composición rematada con flecos que pertenecían al antiguo palio de María Santísima de la Caridad. El dosel se remata con cornisa de madera dorada y corona real, igualmente utilizada en otros tiempos como elemento decorativo del primitivo palio de la Virgen de la Caridad. Desde la Mayordomía de la Hermandad se ha optado por poner en valor estas piezas, olvidadas y no utilizadas para darles una segunda función y para que puedan lucir durante todos los cultos de la Archicofradía. Con la elaboración de esta pieza se ha procedido a la confección de nuevos herrajes que sostienen el dosel, gracias a Adrián Hidalgo Baizán, siempre solícito a las ideas que se le proponen desde nuestra Hermandad.




Trabajos en la corona de la Virgen de la Caridad
La Mayordomía de la Hermandad ha decidido realizar ajustes de mantenimiento y consolidación de la corona de María Santísima de la Caridad, pieza que no ha sido intervenida desde 1964. Los ajustes han consistido en la eliminación de los imperiales, que no eran proporcionales al resto de la pieza, y en la adecuación de la diadema al canasto, reduciendo su tamaño y otorgándole mayor armonía en su conjunto. Los trabajos han sido realizados por el orfebre Olmo Quirós, de la ciudad de Rota.

Desde la Archicofradía han indicado que "deseamos expresar nuestro más profundo agradecimiento a todos aquellos hermanos, devotos y allegados que, con sus donaciones, esfuerzos y dedicación, han colaborado en pro del engrandecimiento del patrimonio artístico y devocional de nuestra Archicofradía. Y, muy especialmente, a nuestro hermano José Ignacio Burgal Jiménez-Mena, por su disposición, su desinteresada labor y sus continuos desvelos por cuidar y enriquecer dicho patrimonio".


Todas las piezas y enseres descritos podrán contemplarse en los Solemnes Cultos que la Archicofradía dedicará a María Santísima de la Caridad en el presente mes de septiembre.

Share:

0 comentarios