El local de Merced 14 ya es propiedad de Sentencia

Desde octubre de 2019 estaba arrendado con opción a compra. La Cofradía de la Sentencia firma con la empresa municipal “Promoción y Gestión de Viviendas de Cádiz, S.A.” la compra del local de la plaza de la Merced

Con este inmueble en propiedad, la cofradía estará al margen de la especulación inmobiliaria por la que se han visto afectados en los últimos cuarenta años, contando así con un activo propio que engrandecerá y preservará su patrimonio

Cádiz 19–octubre-2020.- La Venerable, Mercedaria y Lasaliana Cofradía de Penitencia de Nuestro Padre Jesús de la Sentencia y Nuestra Señora del Buen Fin de Cádiz ha firmado la compra del local ubicado en la plaza de la Merced número 14 y que hasta la fecha era propietaria la empresa municipal es la empresa municipal “Promoción y Gestión de Viviendas de Cádiz, S.A.”. La Cofradía obtuvo en 2019 mediante subasta pública la adjudicación del citado local para un contrato de arrendamiento con opción a compra durante los siguientes cinco años. Tras la entrega de llaves el 1 de octubre de 2019 se realizaron labores de adecuación del local siendo finalmente inaugurado en marzo de 2020.

Esta operación de compra cumple con el acuerdo y mandato alcanzado por unanimidad en el Cabildo Extraordinario celebrado el pasado … que tenía como único punto del día la aprobación de la adquisición del local sito en la plaza de la Merced 14.

Esta oportunidad de compra a un precio de mercado muy razonable ha sido posible gracias a un préstamo bancario otorgado en el marco del convenio suscrito entre el Banco Sabadell y el Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Cádiz para realizar esta inversión con una revalorización futura y evitar el pago mensual de un alquiler. La viabilidad de este proyecto de compra se basa en la fortaleza que en los últimos años ha demostrado la cofradía en su administración con un gasto contenido y controlado, con autosuficiencia y solvencia financiera.

Durante los últimos meses se han realizado varias gestiones con el fin de ejecutar la compra y para ello se presentó un informe ante el Obispado de Cádiz y Ceuta a través Secretariado Diocesano de Hermandades y Cofradías para contar con su aprobación y autorización. Una vez concedida la autorización episcopal se comunicó a PROCASA la intención de comprar del inmueble y para ello se realizaron los trámites necesarios para finalizar la escritura pública de compraventa ante notario.

Finalmente el pasado 16 de octubre se realizaron las gestiones para escriturar la propiedad a nombre de la cofradía, acto que se realizó ante el Ilustre Señor Notario D. Carlos A. Cabrera Barbosa, donde los representantes de ambas instituciones declararon en la escritura pública su voluntad de vender y comprar el citado local, así como las condiciones de la misma que fueron recogidas bajo su fe sobre las declaraciones efectuadas, autorizando para ello la escritura.

donde ya se están realizando actuaciones y tareas de conservación, restauración y puesta en valor del patrimonio religioso y cultural de la cofradía para mantener vivos y activos nuestros bienes con una catalogación temática, lo cual sin duda contribuirá a la divulgación del patrimonio cofrade.

Periplo de más de cuarenta años para preservar el paso de misterio
Anteriormente y hasta marzo de 2020 la cofradía tenía con el Consorcio de la Zona Franca de Cádiz un contrato de alquiler de una nave ubicada en el exterior del recinto fiscal de la capital, donde durante todo el año se encontraba nuestro paso de misterio. Con la adquisición de este local se evita trasladar el paso en un camión grúa desde el recinto exterior de la Zona Franca hasta la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Merced, ubicada en el Barrio de Santa María.

Así pues, con la adquisición de este local, termina un periplo de más de cuarenta años por diferentes locales, garajes y naves ubicadas en la calle Santa María Soledad, Paraguay, Aparcamientos Bahía de Cádiz y recinto interior y exterior de Zona Franca. Durante este tiempo hemos costeado alquileres, que en muchos casos no reunían las condiciones necesarias para salvaguardar nuestro patrimonio, estando en muchos casos en precario debido a que el coste de arrendamiento de otros locales suponía una carga de gastos elevada que no podía sostenerse con los presupuestos de la cofradía. Con este inmueble en propiedad, estaremos al margen de los caprichos del arrendador y de la especulación inmobiliaria, contando así con un activo propio.


Share:

0 comentarios