La Tribuna Cofrade: Cordura episcopal (Diario de Cádiz)


  • Los obispos andaluces han puesto sensatez de cara a la Semana Santa rechazando que se busquen alternativas a las procesiones habituales
  • La Palma, pendiente del 1 de noviembre
Los Obispos del Sur, en la asamblea concluida este miércoles.


PABLO DURIO. "¿Tú estarías dispuesto a llevar a tu imagen hasta el casco histórico, y ya una vez allí organizar la procesión?”, se escuchó hace unos días al otro lado del teléfono de un hermano mayor. Sirva el ejemplo para situar por dónde se está moviendo el deseo (a toda costa) de que en la Semana Santa de 2021 se mueva algo por las calles de la ciudad. Y casi que da igual el cómo y el por qué, la cosa es que haya jaleo, parece. Por eso, no ha podido llegar en mejor momento y de manera más contundente el toque de atención que el miércoles regalaron los obispos andaluces. “Eviten sucedáneos”, trasladaron textualmente los responsables de las diócesis andaluzas; lo cual quiere decir -en lenguaje episcopal, concebido para no herir sensibilidades al mismo tiempo que dejar las cosas claras- que “vamos a dejarnos de pamplinas”.

La iglesia, muy poco dada a equivocarse un milímetro en sus comunicaciones a niveles como el de la conferencia de los obispos del Sur, ha sido bastante clara respecto al run-rún que rodea a las procesiones de Semana Santa alentado por el presidente y vicepresidente de la Junta de Andalucía y por los consejos de hermandades, o algunos de ellos. De ahí que no hayan hablado de fórmulas, que son las que constantemente anuncian los presidentes de los consejos de hermandades que están abordando; o de posibilidades, ni nada parecido. Directamente, los obispos han utilizado el término despectivo de “sucedáneos”, lo que se traduce en un toque de atención en toda regla a lo que vienen manifestando hoy sí y mañana también los responsables en el gobierno y en las hermandades a nivel regional, que andaban demasiado preocupados pensando en qué hacer si el coronavirus impide (como todos dan ya por hecho) que salgan las procesiones en su forma natural. Ya saben, con sus cortejos delante envueltos en capirotes, su paso con todos sus avíos, la música detrás...

“Dejarse de jugar a los pasitos”, viene a decir el comunicado de los obispos, que han pedido a las cofradías que se centren en lo que de verdad importa en estos tiempos de pandemia: la celebración de los cultos hasta donde las normas sanitarias lo permitan, no olvidar la formación y potenciar la caridad. Y ya habrá tiempo, cuando toque y se den todas las garantías necesarias, para ver un paso en la calle. Bien por los obispos.

La Palma
Altar de cultos de la Palma.




Difícil papeleta tiene que resolver el Ayuntamiento tras la doble petición que de cara al 1 de noviembre ha trasladado la hermandad. El traslado de la Virgen de la Palma hasta la entrada de la Caleta para bendecir las aguas a primera hora de la mañana hace temer que en algún momentos se puedan producir aglomeraciones de público al coincidir varios aspectos extraordinarios en la iniciativa (es la primera vez que la Virgen saldría para presidir el rosario cantado hasta la Caleta, es la primera imagen que saldría a la calle desde marzo, y es la Virgen de la Palma saliendo un día festivo, con lo que esa advocación supone y con la devoción que tiene, especialmente en el barrio). Más claras parecen estar las cosas respecto a la función votiva, que se quiere celebrar en la calle para mayor seguridad de los asistentes y para ganar aforo respecto a la pequeña iglesia.

En cualquier caso, no puede el Ayuntamiento demorar en exceso su decisión, de la que depende el domingo que vivirá la ciudad para culminar el ciclo, pésimo este 2020, de las Glorias de Cádiz.

El Cabildo
Uno de los ángeles lampareros recién restaurados en la Catedral de Cádiz. / JULIO GONZÁLEZ


La reposición en su sitio de los ángeles lampareros del altar mayor reafirma la gran labor que están realizando los canónigos en los últimos años, excesivamente celosos con el mantenimiento, la conservación, la restauración y la puesta en valor del principal templo de la diócesis. Con la contabilidad perfectamente saneada (enorme el trabajo de Balbino Reguera, digno sucesor del Padre Vizo) es destacable el cuidado de los canónigos en las grandes obras (ahí están las cubiertas o la restauración integral de las capillas del Sagrado Corazón de Jesús, ya concluida, o de la Asunción, pendiente de comenzar) y en las pequeñas (como el tenebrario, los propios ángeles presentados esta semana o alguna pequeña imagen de las hornacinas laterales de las capillas). Dicen que Zornoza quiso cargarse el Cabildo Catedral como institución, pero qué buen resultado le está dando no haberlo hecho.

Los Patronos
Foto de la función a los Patronos en la Catedral, presidida por el obispo Rafael Zornoza / FITO CARRETO


Precisamente teniendo en cuenta todo lo anterior, no se comprenden ciertas cosas que ocurren en el interior de la Catedral. Esta semana pasada hemos vivido un nuevo ejemplo, con la celebración del triduo a San Servando y San Germán en las capillas de estas imágenes durante los dos primeros días, reduciendo al altar mayor el último día, que coincidía con la función a los Patronos (el viernes). La ciudad tiene un debe importante con estos dos santos que tiempo atrás gozaron de gran devoción que el tiempo ha ido dejando en el olvido. Y no parece que determinadas decisiones que impone el Cabildo vayan a servir precisamente para lo contrario, para resucitar la identificación del gaditano con Servando y Germán.

El Carmen
Fachada de la iglesia del Carmen en la Alameda. / JESÚS MARÍN

En el entorno de Hospital de Mujeres se da por hecho de que a finales de año el Carmen dejará de ser parroquia (lo que no quiere decir que vaya a cerrar ni mucho menos). Todo hace indicar que San Antonio asumirá esta parroquia creada hace algo más de 50 años, por lo que esta parroquia se convertirá en la más fuerte del casco histórico después de que recientemente asumiera la gestión de la parroquia del Rosario. Todo ello, conviene tener en cuenta, con el párroco (Óscar González) ejerciendo ahora de vicario general de la diócesis. Suerte a todas las partes, que culminarán así este difícil proceso que han mantenido en defensa de sus legítimos intereses.
El Secretariado

Ha habido relevo en el equipo de Alfonso Caravaca. Según cuentan, ha dejado su cargo Juan Carlos Romero, que fuera hermano mayor de Siete Palabras y candidato a hermano mayor de la Merced (en las elecciones que paralizó el propio Secretariado a principios de año sin que hasta la fecha haya noticias respecto a la normalización de esta hermandad); y lo ha sustituido ya Francisco Aguirre, quien fuera vice hermano mayor de Borriquita. Gran tipo, que seguro aportará cosas positivas al Secretariado. Suerte.

El Consejo
Pleno de hermanos mayores celebrado en el salón de actos del colegio de Salesianos.

La labor social es uno de los apartados en los que más énfasis ha puesto el Consejo desde la llegada de Juan Carlos Jurado a la presidencia. Tanto es así, que en el último pleno se informó a los hermanos mayores que durante los meses de pandemia la acción conjunta de las hermandades ha distribuido hasta 47.000 euros para atender distintos frentes sociales; cantidad que todavía será incrementada con nuevas iniciativas. Y a ello se une lo que cada hermandad, a título particular, viene haciendo. Encomiable.

EL DETALLE. De José a José
Un momento del pregón de José Francisco Trigo a la coronación de San José.


José frente a José. Y los santos carmelitas de testigos. El que hasta hace unos días fuera hermano mayor del Carmen, José Francisco Trigo, fue el encargado el viernes de pronunciar el pregón de la coronación de San José. Una encomienda nada fácil que este cofrade resolvió a las mil maravillas, teniendo muy presente a los santos carmelitas que en este octubre extraordinario presiden el altar mayor del templo de extramuros. Trigo mostró sus mejores armas en el atril para poner de relieve la advocación de San José, la profundidad con la que hunde sus raíces en la ciudad y la vinculación de San José con el Carmen. La parroquia de la Avenida sigue con paso firme hacia la coronación que el próximo sábado se celebrará en la Catedral.

Share:

0 comentarios