Málaga propone una Semana Santa en parihuelas por una carrera oficial más amplia y rodeada de sillas

Esta mañana el periódico el Sur de Málaga sorprendía con la noticia de que las cofradías malagueñas apuestan por salir a la calle en la Semana Santa de 2021 y hacerlo en unos pasos más pequeños que sus tradicionales 'tronos' y por una carrera oficial de forma circular y rodeada de sillas a las que solo se podrá acceder previo pago, al igual que ocurre con las sillas de la Carrera Oficial de otras ciudad, la nuestra entre ellas.

La idea no ha calado entre los cofrades gaditanos, al menos los que se manifiestan en redes sociales, que han calificado esta propuesta de recorrido de 'sambódromo' criticando que la Semana Santa quedaría así para aquellos que puedan costear el precio de una silla.


Lee la noticia en el Diario SUR aquí

Las cofradías malagueñas reflexionan sobre una Semana Santa en andas y por un recorrido oficial más amplio




  • Un informe de trabajo de la comisión de la Agrupación recoge ideas como cortejos más reducidos y que todas las hermandades entren en la Catedra

El mundo cofrade se encuentra inmerso en plena tormenta de ideas sobre cómo poder celebrar procesiones en la Semana Santa de 2021 en un escenario marcado por los efectos de la pandemia del coronavirus. En este sentido, las cofradías de la capital reflexionan sobre la posibilidad de una Semana Santa donde las imágenes vayan en unas andas de menores dimensiones que los tradicionales tronos y que discurran prácticamente en exclusiva por un recorrido oficial más amplio para dar cabida al mayor número de espectadores con las debidas medidas de separación y de seguridad.

Así se esboza en un informe de la reunión de trabajo mantenida el pasado jueves por la Comisión Semana Santa 2021 impulsada por la Agrupación de Cofradías y de la que forman parte representantes del ente agrupacional y un hermano mayor de cada uno de los días de Semana Santa. En el documento, al que tuvo acceso este periódico, se plantea que las cofradías que posean andas de traslado faciliten el uso de las mismas a quienes no la tienen en función de los días de salida de quien la solicita y la concede.

Las cofradías analizan posibles escenarios por si la pandemia continúa la próxima Semana Santa
ANTONIO J. GUERRERO

Asimismo, se recoge una propuesta de posible recorrido procesional, realizado por la Comisión de Sillas y Tribunas, «con el objetivo de implantar el mayor número de sillas para abonados contemplando las medidas de seguridad» y que alcanzaría los 3.650 metros (casi el triple que el actual, que es de unos 1.200 metros). El itinerario de las procesiones, que tiene como aspecto compartido la entrada en la Catedral, pero no un principio ni un final común para todos los cortejos, ya que forma un circuito cerrado, abarca, desde el primer templo de la diócesis, las calles Císter, plaza de la Aduana, Alcazabilla, plaza de la Merced, Álamos, Carretería, pasillo de Santa Isabel, Cisneros, Especería, plaza de la Constitución, Larios, Martínez, Atarazanas, Prim, puente de la Esperanza, Nazareno del Paso, avenida de Andalucía, puente de Tetuán, Alameda Principal, plaza de la Marina, Molina Lario, y Postigo de los Abades, donde se ubicaría una rampa de entrada en la Catedral.



De este modo, se consigue «establecer sedes de salida/encierro para las cofradías facilitando así el desahogo para las hermandades y liberando a la Catedral del montaje y desmontaje diario de andas», establece este borrador embrionario y que, según fuentes consultadas, no será el único que se estudiará a lo largo de las próximas semanas.

Dado el recorrido propuesto, se ponen sobre la mesa distintas sedes para que las cofradías puedan elegir la que sea más conveniente para su incorporación al itinerario común con «la única premisa de que todas efectúen paso por el interior de la Catedral». Así se plantean como lugares de salidas y encierros el Museo de la Aduana, las casas hermandad de Estudiantes, Sepulcro, Rico, Paloma, Viñeros, Cena, Mena, Esperanza y Expiración, el oratorio de las Penas, las iglesias de Santiago, San Felipe Neri, San Juan, Viñeros y el Carmen, así como el instituto Gaona o la sede de la Consejería de Turismo en la calle Compañía.


Las cofradías saldrían y se encerrarían en estas sedes y se recoge la idea de que todos los cortejos procesionales busquen la homogeneidad limitando «en la medida de lo posible» la participación de promesas, autoridades y cuerpos honorarios, de todos aquellos enseres que no sean estrictamente necesarios para la procesión y eliminando las bandas de cabeza.

En el documento se plantea la posibilidad de que la venta de sillas y abonos tenga un precio distinto al de años normales o cualquier otro guiño al usuario que le haga sentirse partícipe de una Semana Santa diferente, así como la posibilidad de que en 2021 se haga un sistema de venta libre sin que exista la figura del abonado. «Todo esto teniendo en cuenta que el tipo de procesión que se pondrá en la calle será más sobrio que en una Semana Santa normal», añade el documento, donde también se recoge la propuesta de algunas cofradías de que se diseñe un recorrido libre de sillas de abonados «asumiendo la pérdida de subvenciones por parte de la Agrupación de Cofradías».

La comisión de horarios e itinerarios, según este informe, propone que en caso de que la Semana Santa de 2021 se celebre con normalidad (lo que se ha dado en llamar el Plan A), se prorroguen los horarios e itinerarios que se firmaron para la Semana Santa del vigente año.

El documento concluye recogiendo que la comisión en ningún momento se ha planteado el trabajar los llamados Plan A (una Semana Santa normal) o Plan C (no salir y hacer algún acto sustitutivo a las procesiones) por encontrar «viable» el Plan B «con un pequeño esfuerzo por parte de las cofradías y hermandades«. Con todo, sí establece la necesidad de que antes del 15 de enero del año próximo se concrete el modelo a desarrollar, de común acuerdo con el Cabildo de la Catedral y la Junta de Seguridad Ciudadana




Share:

0 comentarios