Historia de la Semana Santa de Cádiz

Para hablar de la historia de la Semana Santa de Cádiz hay que partir de dos hechos: La importancia y riqueza de la ciudad a partir del descubrimiento de América y subsiguiente comercio con las Indias y el ataque de la flota anglo-holandesa de 1596, que arrasó gran parte de la ciudad y con ello muchas de las iglesias e imágenes con que contaba la ciudad. Tampoco se salvó la documentación que atestiguaba la existencia de desfiles procesionales y hermandades antes de ese momento, aunque se conoce la existencias de algunas.
Existen noticias de las procesiones la época medieval en la que los desfiles iban integrados por cristianos que, desnudos y descalzos, imploraban perdón a través de sus súplicas cantadas.

Será a partir del siglo XVI cuando tengamos los primeros vestigios, pues se posee documentación, de las fundaciones de Hermandades en nuestra urbe, que formaban procesiones de flagelantes, los cuales, desnudos de cintura para arriba, cubrían su cabeza con una especie de antifaz, que daría lugar a lo que hoy sería nuestro capirote.
Cristo de la Vera-Cruz

Anteriores a la fatídica fecha del ataque anglo holandés ya existían tres cofradías en Cádiz, todas vinculadas al Convento de San Francisco, que ocupaba una importante parte del centro de Cádiz. San Francisco ha sido sin duda el germen de la Semana Santa de Cádiz y el origen de sus tres cofradías más antiguas: La Vera-Cruz fundada entre 1566 y 1569, el Nazareno entre 1.592 y 1.598 y el Santo Entierro a finales del siglo XVI en una fecha sin determinar.

Ya en el siglo XVII surgen hasta seis cofradías. La primera de este siglo es Humildad y Paciencia en la iglesia de San Agustín en 1627. Le sigue Columna en 1660 y La Expiración en 1664 en San Antonio. Esta última hermandad desapareció unos años después, aunque su Cristo sigue recibiendo culto en la Iglesia de San Francisco. 

A mediados del XVII surge el Ecce-Homo. Primero en el Oratorio de la calle San Pedro, para después pasar a su ubicación actual en la calle San Pablo.

Veintiún años después en 1685 nace El Prendimiento en la Iglesia de las Descalzas de Nuestra Señora de la Piedad. Esta hermandad se extinguió en el siglo XIX, aunque al igual quela Expiración, todavía podemos deleitarnos con la talla de su Cristo que se halla en la iglesia de las Descalzas.
Afligidos en San Lorenzo

También es de este siglo El Descendimiento, surgido en 1.669  en la Candelaria. 

Durante el siglo XVIII aparecen en la capital gaditana cinco cofradías: Afligidos en 1726 en la parroquia de San Lorenzo. Un año después el 12 de marzo de 1.727 lo hace Servitas ocupando capilla propia desde 1.774 .

La Piedad se funda en 1.724 en la ermita de Santa Catalina, para unos años después trasladarse a Santiago.

Las Angustias nace como cofradía en febrero de 1.732 en la capilla del Caminito. Se reorganiza en 1.934, redactándose nuevas reglas el 22 de Enero de 1.935.
Hay constancia de que a finales del siglo XVIII ya existía la Salud como cofradía en la Iglesia de Santo Domingo. En 1.912 se reorganiza, continuando en el mismo Templo.

Cristo de la Buena Muerte
El XIX fue un siglo convulso para España con multitud de guerras y rebeliones, lo que no era un clima propicio para la apirción de nuevas cofradías. En nuestra ciudad solo está datada en este siglo  La Buena Muerte fundada en 1.894 en San Agustín, celebrando sus primeras elecciones el 4 de diciembre de 1.895. 

En el siglo XX nacen la mayoría de las cofradías de Cádiz. 

En 1935 se funda El Perdón en la Merced para dar culto a un crucificado que perteneció a la familia Sopranis. Por desgracia un año más tarde ardía la Merced donde se hallaba desapareciendo esta hermosa talla. Tres años más tarde, en 1939 se bendice una nueva imagen y en 1949 se traslada la cofradía a Santa Cruz.

La fundación de Medinaceli es en 1937, aunque ya desde el año anterior se le rendía culto a un cuadro con la imagen del Señor propiedad del matrimonio Campe.

En 1938 se funda La Misericordia en la Parroquia de la Palma, fusionándose en 1.947  con la Palma fundada en 1.691.

En 1.938 nace la Expiración en la Iglesia de San Lorenzo. En 1.977, pasa a la Iglesia del Santo Ángel Custodio, saliendo en la actualidad de la Iglesia de Santa María.

En 1.939 se funda la Sentencia en la iglesia de las agustinas de la Candelaria, pasando en 1.950 a la Iglesia de la Merced.

Jesús de la Paz se convierte en 1.944 en la primera cofradía de Extramuros naciendo en la Parroquia de San José. Desde 1976 hasta 2017 La Borriquita estuvo saliendo desde la Iglesia del Carmen, para a partir de 2018 regresar a San José, parroquia de la que estuvo saliendo entre 1945 y 1973.
Jesús Caído


La hermandad de Jesús Caído se crea en 1.941 en la Iglesia del Carmen, aprobándose los estatutos el 19 de octubre de 1.944. Desde 1.962, la sede canónica la tiene en su capilla propia de Jesús Caído, junto al Parque Genovés, aunque desde 2008 sale de la Iglesia de San Francisco, al estar su capilla en reformas. El regreso a su capilla puede estar próximo.

En 1.944 se funda la hermandad de Las Aguas en San Antonio. Actualmente tiene su sede canónica en el Templo Oratorio de San Felipe Neri de Extramuros.

El mismo año, 1944 se funda en el Oratorio Bajo de la Santa Cueva la Hermandad de las Siete Palabras, reorganizada en 1.983 y con nuevas imágenes de González Rey, su sede actual la tiene en la la Iglesia de la Merced, tras pasar por la parroquia de San Severiano.

En 1.946 se funda Sanidad en la Parroquia de Santa Cruz, donde permanece.

La Hermandad del Despojado, la más joven de la ciudad se funda el día 15 de mayo de 2007 por Decreto del Obispo Diocesano Monseñor Don Antonio Ceballos Atienza, dándose a conocer el día 20 de mayo con la lectura del Decreto de Erección Canónica en la Iglesia de María Auxiliadora por parte del Rvdo. Padre Carlos Correa.