La Piedad

 

Martes Santo
Año de fundación: 1731
Casa de hermandad: calle Magistral Cabrera
Hermano mayor: Juan Carlos Torrejón Belza
Capataces: José Delgado Sánchez (Cristo) y hermanos Francisco y Tomás Martín Jiménez (Palio)
Nº de hermanos: 700
Nº de penitentes: 150
Nº de pasos: 2
Nº cargadores: 70 (paso de misterio); 60 (paso de palio)
Distancia total del recorrido: 2,27 kilómetros
Duración recorrido: 5 horas y 45 minutos
Tiempo de paso: 35 minutos
Acompañamiento musical: Banda de Cornetas y Tambores Santísimo Cristo de la Caridad de Jerez de la Frontera (paso de misterio); Banda de Música de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Rota (paso de palio)

Sede canónica
Iglesia de Santiago (Plaza de Pío XII). En ese solar existió antiguamente una ermita dedicada a este santo, donde se estableció la Compañía de Jesús en 1564. La construcción actual fue trazada por Alonso Romero en 1635, un edificio de tipo manierista y con rasgos jesuíticos. Las cubiertas son de bóvedas vaídas y de aristas, levantándose en el crucero una cúpula semiesférica sobre pechinas rematada por linterna. La portada principal está realizada en mármol y fue importada de Génova. El altar mayor es una pieza barroca de grandes proporciones.



Historia
Se funda en 1731 en Santa Catalina, ésta fue autorizada por el Cabildo Eclesiástico de la ciudad ya que la sede se encontraba vacante. Se aprobaron nuevas reglas el 27 de mayo de 1758 por el Obispo de Cádiz, Fray Tomás del Valle, que son sancionadas por el Real Consejo de Castilla.

En la década de los años 40 del siglo XX, reciben la donación de la talla de Nuestro Padre Jesús de la Humillación, talla que incorpora en sus Estatutos como imagen de culto, llegando a procesionar varios años. También, rinde culto a la imagen de la Virgen del Poder Divino, imagen que tiene la corporación en depósito.
Santísimo Cristo de la Piedad
La talla del Crucificado está realizada por el genovés Francesco María Mayo en 1754, posteriormente fue restaurado por Mortola (1759), Sebastián Santos Rojas (1961), y José Miguel Sánchez Peña (1983), a quien se debe la cruz arbórea y la inscripción INRI. La Virgen de la Consolación, Madre de la Iglesia, que procesiona en el misterio es de Luis González Rey (1997), de rostro maduro, mirada alzada y manos entrelazadas, y las tallas de San Juan (1958), y la Magdalena (1960) son de Francisco Buiza Fernández.

María Santísima de las Lágrimas
Es obra de Francisco Buiza Fernández, que la realiza en 1958. También rinde culto esta Cofradía a Nuestro Padre Jesús de la Humillación, talla atribuida a Pedro Roldán y Nieva, fue restaurado por Miguel Láinez Capote y más recientemente por Ángel Rengel Gómez, quien realiza un nuevo cuerpo para el Señor. La cofradía mantiene al culto a Nuestra Señora del Poder Divino, una bella imagen del siglo XVII, de tamaño menor que el natural, con atributos de plata, Corona y Banderola con la inscripción Virgo Potens, de la misma época de la imagen y Ráfaga y media luna de los años 90. Posee, además, saya y manto de salida, en tisú de plata, compuesto por bordados del siglo XVII que fueron pasados a este tisú por D. Pedro Utrera Mena y Francisco Javier Pérez Domínguez. Esta imagen sale en rosario de la Aurora cada 15 de agosto.

Stmo. Cristo de la Piedad
La autoría se debe al escultor genovés D. Francisco María Maggio en el año 1754. La imagen no gustó a la cofradía y surgieron litigios, entonces interviene de mediador D. Pedro Laboria y supervisa y nombra a los pintores de imaginería Alejandro García Romero y Mortola para que lo intervengan. La imagen se devasta y hay que policromarla de nuevo, quedando terminada a gusto de la cofradía en 1759.

El magnífico Crucificado, elegante y de serena composición, es concebido con sentido de la verticalidad, es de las pocas obras fechadas y documentadas del escultor genovés Francisco María Maggio. Ofrece el estilo personal y, por ende, el estilo de las esculturas del círculo genovés. El sudario es de líneas simples y sencillos plegados, sin moña lateral ni cuerda que lo anude. Tallado en madera de cedro y en perfecto estado de conservación, se presenta ahuecado integralmente, pensado para las salidas procesionales.

Sobre las restauraciones llevadas a cabo a la imagen, en 1962 el escultor onubense D. Sebastián Santos, consolidó los ensambles de los brazos. En 1984 fue restaurado por el escultor y restaurador gaditano D. José Miguel Sánchez Peña, quien además, también hizo una nueva cruz arbórea en madera de pino.

Pasos procesionales
El paso de misterio es de estilo neorrenacentista, tallado en madera de cedro oscuro por Antonio Velázquez en 1991. El diseño pertenece a José Manuel Bonilla y viene a significar un túmulo funerario, donde se representa la victoria del bien sobre el mal. Las piezas de talla son de Caballero Farfán, cuatro arcángeles de González Rey, con orfebrería en bronce de Manuel de los Ríos y lleva unos faldones bordados por Pedro Utrera Mena.

Estrenado en 1997. También renacentista, con orfebrería de Manuel de los Ríos, a excepción de los varales, que proceden de la Cofradía de la Buena Muerte. Las bambalinas son de cajón de estilo catedralicio. El frontal del paso ostenta un relieve con el que se simboliza el cuadro de la Santísima Trinidad, de la iglesia de Santiago, que fue apuñalado en el asalto inglés a Cádiz. En 2001 estrena unos faroles de cola, juego que se completa con otras dos parejas de faroles en 2002. Las jarras combinación de cerámica y orfebrería son de 2003 y del taller de Ramos Espinosa.


Hábitos
Túnicas moradas y fajín negro, a semejanza de las usadas por los Padres Jesuitas, y antifaces negros.

Recorrido